Fenatrape se reunió con altos funcionarios del Gobierno

Desde la derecha aparecen: Ing. Juan Carlos Andrade, presidente ejecutivo de Fenatrape; Ing. Walter Solís, ministro de Transporte y Obras Públicas; Lic. Lorena Bravo, directora de la Agencia Nacional de Tránsito; y Lic. Georgi Luzuriaga, vicepresidente internacional de Fenatrape. Desde la derecha aparecen: Ing. Juan Carlos Andrade, presidente ejecutivo de Fenatrape; Ing. Walter Solís, ministro de Transporte y Obras Públicas; Lic. Lorena Bravo, directora de la Agencia Nacional de Tránsito; y Lic. Georgi Luzuriaga, vicepresidente internacional de Fenatrape.

El pasado 20 de julio, en la ciudad de Guayaquil, los máximos dirigentes de la Federación Nacional de Transporte Pesado del Ecuador (Fenatrape) acudieron a una reunión de trabajo con los principales funcionarios del Gobierno Nacional vinculados al sector de la transportación.

El presidente ejecutivo de Fenatrape, el Ing. Juan Carlos Andrade, junto con el vicepresidente internacional de la Institución, el Lic. Georgi Luzuriaga, plantearon al ministro de Transporte y Obras Públicas, el Ing. Walter Solís; y a la directora de la Agencia Nacional de Tránsito, la Lic. Lorena Bravo, varios de los temas fundamentales  que actualmente aquejan al sector del transporte de carga pesada.

Cabe mencionar que acompañaron a los directivos de Fenatrape varios dirigentes del transporte fronterizo, tales como los señores Jaime Bastidas y Sandro Ibarra, representando a la provincia del Carchi; y los señores Aater Burneo y Roosbelt Burneo, de la provincia de El Oro. También estuvieron presentes, por parte del Gobierno, el Ing. Álex Perez Cajilema, viceministro de Transporte; y el Ing. Gustavo Hinostroza, subsecretario de dicha cartera de Estado.

Uno de los temas expuestos fue el transporte internacional, que se desarrolla en las fronteras norte y sur, y que, ante la contracción de las importaciones y las exportaciones, ha traído como grave consecuencia la baja de carga y de fletes; situación que ha semiparalizado la actividad de las operadoras de transporte en esas zonas del país y, por lo tanto, la falta de trabajo para los ecuatorianos que se desenvuelven en las diferentes áreas laborales vinculadas con la transportación de carga pesada.

Esta baja en el comercio exterior ha impactado fuertemente en los movimientos de transporte y en la actividad laboral en los pasos fronterizos (tanto al norte con Colombia y al sur con Perú). Algo similar acontece con la carga de importación que ingresa por los puertos marítimos más importantes del país, tales como los de Guayaquil, Manta, Puerto Bolívar y Esmeraldas; donde se aprecia una reducción importante que afecta al sector.

Otro de los aspectos informados a la autoridad, se refiere a la alta taza de morosidad presentada por quienes tienen créditos con la Corporación Financiera Nacional (CFN), índice que ha crecido durante los últimos meses; tanto así que están por embargarse cerca de 400 unidades con procesos coactivos, circunstancia que no hace más que deteriorar aún más la difícil situación por la que atraviesa la transportación pesada nacional. En este sentido, los transportistas manifiestan que no han podido cumplir con sus obligaciones de pago a la CFN por la falta de trabajo y la baja de los fletes.

Además, varios de los transportistas que se encuentran en esta dura realidad aducen que transportan combustible para el Estado y que no se les ha cancelado desde hace algunos meses. En este punto vale resaltar que la transportación pesada es una actividad productiva que trabaja casi en su totalidad a crédito. Los clientes de las operadoras, tanto el sector público como del privado, mantienen plazos mínimos de pago entre 60 y 90 días; y, lamentablemente, en muchos casos exceden o sobrepasan estos plazos. Ante este panorama y con el fin de cubrir sus obligaciones contractuales, varios empresarios del transporte han acudido al sistema bancario  nacional en busca de créditos para capital de operación, pero sin resultado alguno debido a que las entidades financieras no están atendiendo favorablemente esos requerimientos de recursos económicos.
 
Fenatrape también dio a conocer a las autoridades la ponencia oficial de la Institución con respecto a la vida útil de las unidades de carga: la vida útil debe mantenerse por temas de seguridad, cuidado del medioambiente y, principalmente, por precautelar la economía del Estado que se vería seriamente afectada si se quita esta medida. Es importante citar que ninguna Federación de Transporte está de acuerdo con eliminar la vida útil. Al respecto, Fenatrape ha presentado ante las autoridades competentes varios estudios técnicos que posibilitan una salida decorosa a quienes poseen unidades que están fuera de la vida útil, consciente de la problemática social que esto conlleva.

En cuanto al tema de los combustibles, existe un compromiso del Presidente Rafael Correa, asumido en la reunión con toda la transportación nacional el pasado 23 de abril, que debe considerarse como una estrategia y una política de Estado. Sobre el asunto, hay que mencionar que es de conocimiento público que los combustibles son sacados por las fronteras patrias por parte de transportistas foráneos que se aprovechan del subsidio del Estado ecuatoriano para estos productos. De ahí que Fenatrape exhorta a las autoridades para el control fronterizo sea más intenso y así evitar que esta mala actitud de las operadoras extranjeras perjudique al erario nacional.

Al final de la cita, los altos funcionarios del Ministerio de Transporte y de la Agencia Nacional de Tránsito asumieron los compromisos pertinentes para retomar las mesas y talleres de trabajo durante los próximos días, para dar solución a estos apremiantes temas que tienen a la transportación pesada nacional viviendo momentos muy difíciles y por lo tanto es urgente una pronta respuesta de las autoridades respectivas.

304242

Quito: Salinas N 17 246 y Santiago, telf: 02-2546 097 - 02-2546 098

Guayaquil: Av. Quito Nº 939 entre Vélez y Hurtado Oficina No. 4 4to piso telf: 04-2327034 - 04-2327036

Todos los derechos reservados 2017 ®